Hacía falta una actualización de la imagen. En los casi veinte años de vida de la marca, la sociedad ha cambiado mucho, el estilo, el diseño y las tendencias visuales de hoy, poco tienen que ver con los que existían a finales del siglo pasado cuando nació la empresa.

El primer logotipo con el que inició su vida comercial Sistemas de Calor seguía fielmente los criterios de los años 90: colores puros, grafismos con formas nacidas de las texturas de los pinceles, expresionismo icónico y tipografías de inspiración manual.

En 2003 se acometió un restyling del diseño corporativo. Se aclararon levemente los colores del grafismo, se modificó su proporción respecto del nombre y se cambió la tipografía. Estas pequeñas mejoras, revitalizaron y actualizaron la marca, adaptándola a un mundo en el que las nuevas tecnologías irrumpían con fuerza e Internet comenzaba a ser un canal natural de comunicación entre empresas y entre personas.

Hoy, en 2012, la realidad de Sistemas de Calor aconseja un nuevo cambio de estilo. La sociedad ha cambiado sus gustos y sus exigencias. Y también la empresa ha crecido, se ha diversificado, ha iniciado nuevas líneas de negocio y adoptado procesos y sistemas que optimizan sus recursos, cuidan la calidad de sus servicios y se sitúan en la vanguardia del mercado. Su imagen corporativa, debe reflejar esto.

El nuevo diseño presenta modificaciones sustanciales. El grafismo mantiene los colores pero se vuelve geométrico, adoptando un carácter mucho más técnico. El nombre evoluciona, se sintetiza en las siglas, reduce su extensión y se vuelve más funcional. Todo en sintonía con un presente que busca la máxima eficiencia en todos los aspectos.

La nueva identidad corporativa refleja también la propia diversificación de la empresa, que ahora cuenta con divisiones específicas para cada área de negocio. Para ello, se ha realizado una declinación de la marca con códigos de color para las distintas áreas de especialización.

Esta nueva imagen de marca irá poniéndose en marcha paulatinamente a lo largo de los próximos meses.